El Gin Tonic de Plymouth Gin

Hoy os presentamos un clásico, un Gin Tonic que está tan de moda, elaborado con Plymouth Gin garantizando la autenticidad y la sencillez a la hora de reparar este cóctel

Nos acabamos de enterar de que Plymouth Gin es la única ginebra con Denominación de Origen Protegida. Su receta centenaria data de 1793 y desde siempre la favorita de los expertos, te simplifica la preparación del perfecto Gin & Tonic y te desmonta algunos mitos:

¿CÓMO PREPARARLO?
Consejos y mitos:
  • Colocar en un vaso ancho o copa de balón 4 ó 5 hielos de buen tamaño y enfriar bien la copa dándoles un par de vueltas.
  • Añadir Plymouth Gin desde cierta altura con respecto a la copa. La cantidad a verter es fundamental. Los expertos en coctelería cuentan: mil uno, mil dos, mil tres. Así se evita cargar en exceso el Gin & Tonic.
  • Cortar la piel de limón y de naranja intentando que no quede la parte blanca de la fruta. Así estos cítricos resaltarán los botánicos de la ginebra.
  • Un plus: impregnar el borde de la copa con el aroma de la piel del limón y de la naranja.
  •  Servir la tónica. Como hemos detallado, es mejor utilizar una tónica clásica sin maticesañadidos para no enmascarar los aromas naturales de la ginebra. Hay que verter la tónica con cuidado sobre la piedra de hielo que más sobresalga para evitar que rompa la burbuja y así mantener ese toque tan refrescante del Gin & Tonic.
- Tanto el vaso o copa y la tónica que se vayan a utilizar para realizar este cóctel deben estar muy fríos, así lograremos mantener el mayor tiempo posible el carácter fresco del Gin & Tonic.
- El hielo es un ingrediente tan importante como el resto. Debe tener unas características adecuadas como un buen tamaño, estar elaborados con agua limpia y congelados a baja temperatura. Las piezas de hielo cortadas desde el bloque son la mejor recomendación.
- Evitar el zumo de limón, mata por completo el sabor de la ginebra y absorbe las burbujas de la tónica.
- El mito de la copa de balón: aunque muchos prefieren esta, recomendamos el vaso ancho de tubo, que de hecho era donde se preparaban los primeros Gin & Tonics como destaca el mítico libro Ultimate Bar Book de Mittie Hellmich. La clave está en que la boca del vaso o copa sea ancha con el fin de percibir
mejor los aromas.
- El mito de la cucharilla de cóctel: realmente no es tan necesaria y, en ocasiones, no es del todo higiénico. El objetivo de la cucharilla es que no rompa la burbuja, pero esto se puede conseguir con creces de otras formas, como dejando que la tónica caiga suavemente por el hielo que más sobresalga de la copa.

¿Cómo os habéis quedado? No me digaís que no son consejos útiles
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...