Glenfiddich crea Afterwork at Work

Y digo yo: ¿por qué no organizan estas cosas en mi oficina?



Tras la jornada de trabajo, no puede faltar ese momento de desconexión,de disfrutar delmomento afterwork con compañeros y amigos. Ese momento de relax en el que olvidar los problemas y aprovecharel tiempo libre y vida social. 

Cada día es más frecuente ver como grandes compañías de Nueva York, Chicago, Londres… apuestan más por fomentar las relaciones sociales entre sus empleados. Para ello, habilitan, una vez a la semana, un espacio en sus oficinas para que los trabajadores que lo deseen puedan pasar un momento distendido con los compañeros, hablen sobre sus próximos planes, viajes… mientras disfrutan de su combinado o cóctel favorito.

Glenfiddich avanza un paso más en la tendencia del afterwork en España y presenta un plan novedoso y a medida a empresas que quieran ofrecer a sus empleados una actividad que, sin duda, mejorará, el rendimiento y motivación de sus trabajadores. Con esta acción, se fomentan y mejoran las relaciones laborales, se promueve que los empleados se conozcan de una forma relajada y distendida y que interactúen con compañeros de otras áreas o departamentos, más allá de las largas reuniones laborales. Todo, mientras disfrutan de unas copas después de trabajar. 

Esta nueva propuesta de ‘Afterwork at workofrece, a quien lo desee, la posibilidad de crear e instalar durante tres horas una exclusiva zona afterwork en un espacio habilitado para la ocasión dentro de la propia oficina. Para ello, un equipo de cocteleros se desplazará a la empresa cuando la jornadaesté llegando a su fin, durante para que los empleados puedan disfrutar de un momentoal más puro estilo neoyorkino: copasjunto con un selectocatering. Ya no importa dónde esté tu oficina, si está lejos de los lugares de copas… Ahora ya no habrá excusas para poder disfrutar del momento afterwork con tus compañeros. 

Esta propuesta estará disponible, a partir de 1.500 € (sujeta a disponibilidad),en el teléfono 91 5560154.

Negroni by Pymouth Gin


Plymouth Gin recupera el famoso cóctel Negroni, un combinado que se remonta a la Florencia de los años 20, ciudad que en aquel momento se convirtió en el lugar favorito de reunión de la alta sociedad europea.

Fue precisamente un aristócrata, el conde Camillo Negroni, quien cansado de beber el clásico Americano, Campari y Vermouth a partes iguales, sugirió al barman del Café Casoni potenciar el sabor de la mezcla con otra parte igual de ginebra, y desde entonces marcó un antes y un después en el planteamiento de los combinados. 

Con este añadido, se consiguió un combinado más atrevido e intenso gracias al toque seco y aromático que aporta la ginebra,  fiel reflejo del carácter rudo y varonil de los aristócratas de la época.

Uno de sus fanáticos fue el actor y escritor norteamericano Orson Welles, quién lo elogió repetidamente durante su estancia en Italia para el rodaje de Cagliostro en 1947, por el extraordinario balance de sabores del cóctel.
Así el “Negroni” se ha consolidado como uno de los grandes clásicos, un cóctel que ha perdurado a lo largo de las décadas con un trago distinguido, algo amargo, pero que merece ser saboreado.

Ingredientes
30 ml de Plymouth Navy Strength. Con 57º se potencia aún más la mezcla manteniendo un toque a gin. Esta es una ventaja característica en Navy Strength y por lo que se convierte en la aliada perfecta en coctelería.

30 ml de Campari
30 ml  de Vermouth Rojo
Un rizo de corteza de naranja para la decoración.

¿Cómo prepararlo?
El 'Negroni' se sirve en un vaso old fashioned o cualquier vaso corto y ancho previamente enfriado con hielo, que luego desecharemos. En el vaso, añadir 2 o 3 cubos de hielo y mezclar Plymouth Navy Strength con los ingredientes que lo complementan. Removemos levemente el resultado y terminamos decorando con un rizo de corteza de naranja en el borde del vaso. Listo y fresco para tomar.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...