Plymouth Gin rinde tributo al padre de la cocteleria

Harry Craddock ue el barman más famoso de los años 20 y 30.  Nació en Estados Unidos y durante la ley seca se trasladó a Londres donde comenzó a trabajar como barman en el Hotel 
Savoy.

A partir de ese momento, Harry Craddock, comenzó a expandir la tendencia americana por los mejores locales londinenses y fue forjando su legado como el padre de la coctelería debido a su particular estilo  y su pasión por los cócteles. Descubrió e inventó hasta 750 recetas que siguen siendo de gran actualidad y que recogió en el libro “The Savoy Cocktail Book”,   un recetario que se publicó en 1930 y que hoy en día se sigue editando.
Plymouth Gin, la ginebra más veces mencionada en esta biblia de la coctelería, rindió su particular homenaje al maestro en un evento que recorría los principales locales londinenses 
donde Craddock generó más influencia.

Espectador de excepción de los principales acontecimientos del siglo XXI, camarero habitual de la alta sociedad y creador de excepcionales cócteles, Harry Craddock comenzó su andadura en la barra del Hotel Savoy, que se convirtió en su hogar durante más de 20 años.  Los 750 de los combinados preparados entre estas paredes fueron elegidos por Craddock para ilustrar su famoso libro (el más antiguo de coctelería) muchos de ellos inspirados por los ilustres clientes que cada noche copaban el local.
Otros de los locales en los que Craddock dejó parte de su buen hacer fueron el Simpson´s in the Strand, un Bronx en el Café Royal, y el Dorchester, bar del emblemático hotel londinense donde Craddock pasó los años de la II Guerra Mundial sirviendo las copas con las que Churchill o Eisenhower acompañaban sus cigarros.

Dicen que en 1979, unos obreros que trabajaban en la remodelación de este local encontraron entre sus paredes un pequeño tesoro. Tres botellas y tres recetas escondidas allí por Craddock décadas anteriores. Dry Martini, Manhattan y White Lady para la posteridad. Una prueba más de su ingenio.
Muchos fueron los locales donde se sirvieron los cócteles de Craddock, sin embargo es el museo del bar americano del hotel Savoy el lugar elegido para preservar su secreto: una cápsula del tiempo con sus cinco mejores cócteles (White Lady, Dry Martini, Manhattan, Bronx y Sidecar), que contiene instrucciones de ser abierta en 2063, por lo que tendremos que esperar 50 años más
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...